Foto EFE

“El rey ha hecho el discurso de la convivencia. Una idea principal, su hilo argumental, que sintoniza con lo que defiende el Gobierno”. Con estas palabras el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha valorado a través de un comunicado el mensaje navideño ofrecido este lunes por Felipe VI.

La Moncloa considera que, en su discurso, el rey apuesta por la convivencia, que es “el mayor patrimonio de los españoles”, y también por el diálogo, por el consenso para superar los problemas y que, además, alude a la Constitución “con naturalidad”, en una reflexión dirigida a los jóvenes, pensando en ellos y en su futuro, hablando directamente de sus problemas, del paro, y de la violencia contra las mujeres.

El presiente del PP, Pablo Casado, cree que el Rey ha defendido “el legado de la Transición” en su mensaje de Navidad y que ha hecho hincapié en que “las reglas que son de todos deben respetarse por todos”. En su cuenta oficial de Twitter, Casado ha recalcado que en el mensaje a los españoles Felipe VI ha defendido además “la vigencia de la Constitución para tutelar nuestros derechos y libertades, y el futuro de los jóvenes en una España fuerte y unida”.

Pero por encima de todo, el presidente del PP ha destacado la necesidad señalada por el Rey de “definir unas reglas comunes que garantizaran nuestra convivencia”, porque “las reglas que son de todos deben respetarse por todos”.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha coincidido con Felipe VI en que el “mayor reto” de los españoles es asegurar “la convivencia defendiendo la igualdad, la libertad y la unión”. “La convivencia es el mayor patrimonio, la obra más valiosa de nuestra democracia”, es la frase que ha destacado por Rivera en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha reconocido “aciertos” en el mensaje de Navidad, como que se haya referido a las mujeres, a los jóvenes, que trate de “empatizar con los más castigados” o que “reconozca que se equivocó asumiendo las tesis de la derecha sobre Catalunya”.

Iglesias ha escrito varios mensajes en su cuenta de Twitter en los que refleja “algunas impresiones” personales tras escuchar el mensaje navideño de Felipe VI, unas palabras que, en su opinión provienen “de una institución que difícilmente puede responder a los anhelos democráticos e igualitarios de la sociedad española”.

De entre los “aciertos” del mensaje del Rey, el más “reseñable” para el secretario general de Podemos es su “cambio de tono”, respecto a la “cuestión territorial” y así asegura que “el Jefe de Estado abandona el discurso del 3 de octubre y habla de convivencia y respeto a la diversidad” para reconocer “implícitamente que se equivocó asumiendo las tesis de la derecha sobre Catalunya”.

Destaca además Iglesias que el Rey haya hablado de las mujeres “en lo que parece un reconocimiento de la enorme desconexión que existe entre la institución monárquica y las aspiraciones que han expresado las mujeres en España” y asegura que don Felipe “sabe que la España feminista no quiere patriarcas”.

Iglesias elogia el interés por los jóvenes

También elogia el interés de Felipe VI por los jóvenes “un colectivo que mira con extrañeza y que se siente cada vez menos identificado con la monarquía. Más allá de la eficacia de estos mensajes, son síntoma de que el Rey es consciente de los límites de la institución que representa, y eso es positivo”, afirma en su tuit.

Para el líder de Podemos, “al Rey le honra intentar empatizar con los más castigados y reconocer sus errores. El problema es que la institución monárquica pertenece a otro siglo y no puede, aunque lo intente, responder a la necesidad democrática de España: justicia social, feminismo, fin de la corrupción”.

Críticas desde el independentismo catalán

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha negado que en Catalunya haya un problema de convivencia y ha afirmado que el conflicto es “de democracia y de justicia”, en alusión al discurso del monarca

Lo ha dicho este martes en el cementerio barcelonés de Montjuïc durante la ofrenda anual ante la tumba del expresident de la Generalitat Francesc Macià, que murió el día de Navidad de 1933, y ha ido acompañado por los consellers Jordi Puigneró, Miquel Buch, Damià Calvet, Laura Borràs, Àngels Chacón, Josep Bargalló, Teresa Jordà y Alfred Bosch.

Torra ha dicho que todavía espera del Estado una respuesta a la propuesta catalana de autodeterminación y ha recordado que esta situación se da ante un juicio a los presos soberanistas: “En estas condiciones no votaremos el presupuesto de España”.

En dicho acto, el dirigente de ERC Ernest Maragall, candidato a la alcaldía de Barcelona, ha afirmado que el discurso de Felipe VI es “patriotismo vacío” en contraste con el “patriotismo lleno de grandeza y de dignidad” de Macià. Además, según Maragall, las referencias del monarca a la convivencia están basadas “en el dominio y la represión”.

“Así como el president Macià es el concepto de dignidad y grandeza, entrega y generosidad, ahora asistimos al estallido de un patriotismo vacío como el que escuchamos ayer en el discurso del rey de España. Frialdad de corazón, insensibilidad y, en definitiva, indignidad”, ha dicho Maragall en su cuenta de Twitter.