Por Daniel María.- No pensé que unas cuantas líneas sobre la sustitución de las figuras de La Laguna Grande despertaran tantas opiniones y reveladores datos. No lo pensé y, sin embargo, me alegra muchísimo, porque esto quiere decir que un asunto que atañe a la riqueza artesanal de La Gomera importa a sus convecinos.

En la memoria colectiva de mi familia siempre ha permanecido, intacto y vivo, el burro que mi tío Pepe García, junto a Ángel Medina, de La Palmita, crearon décadas atrás. A mi generación no llegó nunca la noticia de que aquel burro, aquella obra artesanal, ha sido sustituido en dos ocasiones más hasta esta tercera y última del viernes 6 de mayo de 2016.

Surge, por tanto, una pregunta: ¿qué consideración tienen la comunidad y la gestión política con respecto a sus obras artesanales? Sería impensable que de sustituirse una obra artística ubicada en un espacio público, no fuera de dominio general cuál ha sido el motivo y quién o quiénes son los autores de la nueva obra. Lo que está claro es que muchísima gente desconocía las sucesivas sustituciones que se han producido y, gracias al artículo que titulé El viejo burro de madera, me han llegado a lo largo de la mañana de hoy, 7 de mayo de 2016, importantes datos y testimonios del amor del pueblo a las figuras de La Laguna Grande y, lo que es verdaderamente revelador, el nombre de los artesanos que, después de José García Suárez y Ángel Medina, diseñaron y elaboraron los otros dos burros que han custodiado el corazón de La Gomera durante estos años.

Por ahora, no he conseguido saber las fechas exactas en las que los burros permanecieron en sus puestos, pero sí el nombre de sus autores. El segundo burro fue obra de Manuel Valeriano (La Palmita), Lucio Medina (Los Aceviños) y Epifanio Sicilia (Vallehermoso). Por su parte, el tercer burro, que es el último en ser reemplazado, fue obra de Juan Ramón (conocido como JR, de Los Aceviños) y Pedro Luis (Vallehermoso). Agradezco encarecidamente a mi buen amigo y rastreador de historias, Rafael Rodríguez Rodríguez, que me haya facilitado estos datos de manera tan rápida. Al igual que a Elías Correa Plasencia, cuya colaboración ha sido imprescindible. Por supuesto, en futuras ocasiones ampliaremos la información que ahora compartimos.

Dice el refrán: Mi orgullo es ser gomero y con ese orgullo muero. Dicho orgullo también debería proteger el patrimonio artesanal de la isla y tratarlo con el cuidado y la importancia que merece. Ese cuidado consiste en conservar e historiar nuestro patrimonio: informar al pueblo, señalar la autoría de las obras que forman parte del espacio público y, una vez se decida sustituir o mejorar esas obras, conservarlas o reubicarlas allí donde el talento de sus autores pueda ser admirado por los siglos de los siglos.

Mi más absoluta admiración a los artesanos nombrados en este artículo, por su esfuerzo y contribución a la comunidad a la que pertenecen. Esa comunidad que hacen más bella y más libre con su ingenio y sus manos.

Llegados a este punto, solo queda preguntarnos: ¿dónde están los dos primeros burros?

Daniel María

DANIEL MARÍA (Agulo, La Gomera, 1985) es escritor, actor y guionista. Publica artículos sobre literatura y cine en Tarántula, La Página, Fogal, Revista literaria de la Academia Canaria de la Lengua, La Galla Ciencia, Qué Leer y el suplemento cultural El Perseguidor, entre otros medios. En 2013 fue el primer galardonado con el Premio Paco Rabal de Periodismo Cultural en la categoría de Joven Promesa por su artículo Voz de actriz y se alzó con el XLIV Premio de Periodismo Leoncio Rodríguez. Ha publicado los poemarios Hilo de cometa (2009) y flor que nace en los raíles (2015) y el libro de cuentos (De)función cómica (2009). Es responsable de la edición y novelización del guion literario de la película El extraño viaje, de Pedro Beltrán (2011), con prólogo de Luis G. Berlanga, y de la edición de Los casos de Cargel Blaston (2013), a raíz de su investigación sobre el autor de novelas policiacas de los años 50. Es autor, asimismo, del estudio crítico El caso de la película imposible: El extraño viaje (2011), que recoge su investigación sobre la película de culto dirigida por Fernando Fernán Gómez. Su primera novela, El hombre que ama a Gene Tierney (2013, 2ª edición en 2014), obtuvo el Premio de Edición Benito Pérez Armas 2011 y su segunda novela, Un crimen lejos de París, apareció en 2014 en la colección G21. Narrativa Canaria Actual. Posee también el Premio Internacional Jóvenes de la Macaronesia de Poesía (2005), el Premio Félix Francisco Casanova de Poesía (2007), el Premio de Teatro de Autor de la Escuela de Teatro de S/C de La Palma (2009), Mención Especial del Jurado del I Festival Telde Digital Express 2006 al guion de Sobre ruedas y la nominación al Mejor Cortometraje con proyección internacional del III Festival Internacional de Cine Digital El Sector (Madrid) por Agua mineral.