Los grupos del Parlamento de Canarias deberán tener en la próxima legislatura al menos cuatro diputados, según la reforma de la Cámara legislativa canaria aprobada hoy en una sesión con muchas incidencias debido a un error en la votación de una enmienda presentada por el grupo Mixto.

Y es que el grupo Mixto había presentado una enmienda para que el grupo parlamentario se pudiera formar con tres diputados o el 15 por ciento de los votos, algo que fue aceptado durante la votación de hoy en dos ocasiones.

Pero cuando los diputados estaban a punto de votar los artículos que no habían sido enmendados la diputada del grupo Popular Luz Reverón pidió que se repitiera la votación de la enmienda del grupo Mixto relacionada con el número de diputados que se precisan para formar un grupo parlamentario ya que, indicó, se había equivocado al votar a favor.

 

 

En ese momento el portavoz del grupo Mixto, Casimiro Curbelo, de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), dijo que si se repetía la votación su grupo abandonaba el hemiciclo.

La portavoz del grupo Popular, Australia Navarro, recordó que no es la primera vez que se produce una equivocación y tras señalar que “somos humanos y hemos errado”, pidió al resto de los diputados que aceptasen la nueva votación para apuntar asimismo que “no es la primera vez que el grupo Mixto se equivoca”.

La presidenta del Parlamento de Canarias, Carolina Darias, reconoció que era un asunto “delicado” en el que, además, había antecedentes, en alusión de que en el anterior pleno en el que se debatió esta cuestión Casimiro Curbelo anunció que presentaría un veto tras rechazar la mayoría de la Cámara que el grupo Mixto pudiese constituirse con tres diputados.

Carolina Darias consultó a los letrados del Parlamento de Canarias y dijo que éstos habían señalado que la votación se podía repetir si ese era el parecer unánime.

Darias comentó que se trataba de una situación excepcional y que aunque no era políticamente correcto decirlo, parece que el reglamento está “gafado”.

El portavoz del grupo Nueva Canarias, Román Rodríguez, reclamó que se reuniera la Junta de Portavoces, a lo que Carolina Darias respondió que no se podía hacer en ese momento y pidió comprensión a todos “ante un error”.

Durante unos quince minutos se interrumpió el sonido de la sesión y a continuación el portavoz del grupo Mixto, Casimiro Curbelo, criticó que la votación se produjo en dos ocasiones y en ambas salió aprobada la moción, y apuntó que él no tiene la culpa de que cuando “están votando aquí tengan la cabeza en otro lado”.

 

 

Casimiro Curbelo expresó su respeto a la legitimidad del Parlamento canario pero ésta, subrayó, tiene que “respetar la legitimidad de este grupo”, para a continuación aseverar que si se admitía repetir la votación recurriría ante los tribunales.

El portavoz del grupo Mixto estimó que lo sucedido hoy facilitará que Vox consiga más de dos diputados en las próximas elecciones autonómicas.

El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, recordó que los diputados son los representantes de los ciudadanos y en el Parlamento se expresa la democracia en grado máximo y “siempre” que se cometió un error “siempre se respetó volver a votar”, por lo que opinó que es “incalificable” que alguien trate de aprovecharse de un error para sacar ventaja política.

Reconoció que Casimiro Curbelo está en su derecho de recurrir a los tribunales y comentó que tiene grupo gracias “a favores” e insistió en que se debía votar de nuevo.

La portavoz de Podemos, Noemí Santana, “recordó” a Casimiro Curbelo que la enmienda se presentó fuera de plazo pero se admitió por “cortesía parlamentaria” que, usted, agregó, no tiene en este momento, y consideró que lo que intenta el portavoz del grupo Mixto está carente de democracia.

La portavoz del grupo Popular, Australia Navarro, comentó que esperaba cortesía de Casimiro Curbelo, quien a su juicio quiere sacar provecho del error.

 

 

La portavoz del grupo Socialista, Dolores Corujo, manifestó que nada tiene que ver lo que decida el Parlamento en este caso con el futuro resultado de las elecciones, y añadió que hay antecedentes, para reconocer que Curbelo tiene derecho a recurrir y cuando no le interesa “veta y amenaza”.

El portavoz del grupo Nacionalista, José Miguel Ruano, señaló que este debate se produce porque en el anterior pleno no se aceptó una enmienda “in voce” que presentó el grupo Mixto, y agregó que como hubo “rigidez” para aceptarla se ha llevado a esta sesión plenaria.

José Miguel Ruano reconoció la posición del grupo Popular y por ello no se opuso a una nueva votación.

Carolina Darias indicó que evaluaba los daños y como presidenta opinó que no era lo más adecuado que la próxima legislatura comience sin la reforma , y casi pidiendo disculpas dejó repetir la votación.

Casimiro Curbelo aseguró que su grupo no tiene interés alguno en violentar los intereses de los diputados y retiró la enmienda para “no causar más trastornos a sus señorías, pero vergüenza tiene que dar” pretender una repetición.

Carolina Darias indicó que entonces había dos opciones, hacer como que no existía la enmienda o votarla de nuevo, y al final los grupos parlamentarios expresaron su parecer para admitir la enmienda “in voce” por la que se retiraba la presentada por el grupo Mixto