Los actos vandálicos y de sabotaje continúan en el municipio de Valle Gran Rey. Los últimos hechos se produjeron en la madrugada del domingo 10 de febrero y consistieron en pintadas de grafitis en los vehículos municipales, contenedores de residuos, señales de tráfico e infraestructuras municipales. Este vandalismo se suma a los ya descritos y denunciados días anteriores con el corte de tuberías que suministran agua potable a la red del municipio.

Con este tipo de acciones que el municipio y sus vecinos están sufriendo, las arcas municipales se ven resentidas para poder restaurar los daños provocados por el vandalismo urbano. Es evidente que este tipo de acciones tienen un gran coste económico en la reposición del propio mobiliario y por ende en las partidas presupuestarias del Ayuntamiento que provienen de los impuestos de sus vecinos.

El Ayuntamiento de Valle Gran Rey hace un llamamiento al civismo y a la colaboración ciudadana tras los últimos actos vandálicos registrados que suponen un “grave perjuicio” para la imagen del municipio en una época donde multitud de visitantes pasan por su litoral atraído por la oferta turística y de ocio de la que dispone. Desde el Ayuntamiento se hace un llamamiento a los vecinos para que cualquier acción de este tipo que puedan ver lo pongan en conocimiento de la Guardia Civil o Policía Local a la mayor brevedad.