Teresa García y su marido (Foto familiar)

El pasado sábado, 13 de octubre del presente año 2018, falleció en el Estado Aragua, concretamente en la ciudad de Cagua, Teresa García Arteaga, unica mujer que cruzó el Atlántico procedente de La Gomera a bordo el motovelero ‘El Telémaco‘.

A la edad de 91 años, esta herreña criada en La Gomera desde los tres años, hija del también herreño, Gonzalo García Castañeda  y de Madrona Arteaga, de San Sebastián de La Gomera partió a bordo de la embarcación un 9 de agosto de 1950 cuando contaba con apenas 22 años con destino a Venezuela, lugar donde ya le esperaba su marido, que había partido tiempo atrás como emigrante.

En una entrevista realizada en el Hogar Canario Venezolano de Caracas en el año 2001 a un equipo de Radio Televisión Insular de La Gomera relató con todo detalle lo que aconteció durante las cinco semanas  de la difícil travesía que le tocó vivir, junto a 170 hombres que como emigrantes clandestinos partieron de la costa gomera con destino a La Guaira en Venezuela. 

Teresa García, que señalaba en aquel trabajo periodístico el “respeto y el cuidado” que recibió en todo momento por parte de los tripulantes, siendo la única mujer a bordo de la embarcación,, que era sobrina del patrón del barco, tuvo recuerdo para todos ellos, al tiempo que hizo mención en varios momentos de la entrevista a su infancia y juventud en la Isla Colombina con detalles que dejaron patente su emoción y cariño por la tierra de su familia materna. Su tio,

Esta herreña fuerte y emprendedora en el país que le acogió, contrajo matrimonio con Antonio Aguilar, un joven de Agulo que residía en el municipio de Hermigua, al que conoció en San Sebastián cuando hacía el servicio militar. El destino quiso que conociera en San Sebastián a Antonio Aguilar, un joven nacido en Agulo y residenciado en Hermigua, que había ido a la capital para hacer el servicio militar.

En un momento determinado de su relación deciden que él marchara primero hacia América. Posteriormente se casaron ‘por poder’, esperando el ‘momento’ en el que ella pudiera desplazarse ya con su marido a La Guaira, ciudad portuaria donde Antonio Aguilar residía.

Durante toda su vida junto a su marido –ya fallecido– se dedicó al comercio con ese esfuerzo y sacrificio sacó adelante a sus tres hijos.

En el año 2015 Teresa García Arteaga fue condecorada con la Medalla de la Orden al Mérito Civil concedida por el Gobierno Español junto a otros canarios residentes en la Octava Isla.

D.E.P.