Poli Suárez

 El secretario general del Partido Popular de Canarias, Poli Suárez, instó hoy al presidente Torres a cesar inmediatamente a la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, por su “manifiesta incapacidad” para gestionar la dependencia, tras confirmar el último dictamen del Observatorio Estatal de Dependencia que Canarias sigue a la cola del país en esta materia como ya denunció el Partido Popular a principios de año.

Poli Suárez reprochó al Gobierno que pese a “vender una y otra vez que han aumentado los recursos económicos y humanos, lo cierto es que Canarias vuelve a situarse como el farolillo rojo y obtiene la peor nota (1,6) en el análisis de los 16 indicadores que evalúa el Observatorio”.

“Podemos y PSOE han logrado hundir no sólo la gestión de la dependencia en Canarias sino que además sus pésimos datos, junto a los de Cataluña, lastran el sistema de ayudas nacional pues entre ambas aglutinan el 40% de la lista de espera de todo el país, tal y como reconoce el presidente del Observatorio, José Ramírez”, indicó el también diputado popular.

Poli Suárez recordó que “el PP lleva mucho tiempo alertando de esta situación y en su momento ya advertimos que el caos y la incompetencia en la gestión de esta área no se solucionaba con la cese de un director general, como se ha puesto de manifiesto con los datos que hemos conocido”.

“Qué más tiene que pasar, cuántas personas más seguirán desatendidas, cuántas más tienen que seguir sin recibir la prestación a la que tienen derecho, cuántas más deben morir sin obtener una respuesta de su gobierno para que el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, asuma su responsabilidad y tome cartas en el asunto”, preguntó el secretario general de los populares canarios.

En este sentido, aseguró que “el balance de 2021 nos dejó a 25.600 canarios enredados en la maraña burocrática de la Consejería, 15.714 esperando por una valoración y 9.950 esperando por recibir una ayuda, y lo más grave es que más de 1.500 fallecieron en lista de espera. Estas cifras evidencian que la dependencia sigue estando en peores condiciones que en la legislatura pasada”.

Asimismo señaló que las personas que solicitan atención en aplicación de la Ley de Dependencia deben esperar en el Archipiélago “una media de 943 días, frente a los 421 de media nacional”, hasta que reciben respuesta de la Consejería de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias. “Lo que está claro es que un canario tiene que esperar de media el doble de tiempo que un peninsular para conseguir la dependencia”, 30 meses en las islas frente a los 14 en el resto del país.

Por último, Poli Suárez sostuvo que “no se puede seguir con los cantos de sirena y recurriendo a la propaganda insistiendo en que los datos han mejorado cuando la realidad, para el que la quiera ver, los desmiente informe tras informe. Como bien expresó la directora general de Dependencia de Canarias, Marta Arocha, la situación es terrorífica y el presidente Torres debería, en primer lugar, pedir perdón y luego reconocer que sólo mantiene en el puesto a la consejera para salvar el pacto de gobierno”.