Inicio Actualidad Alemania, Italia, Bélgica, Países Bajos y Austria prohíben los vuelos con el...

Alemania, Italia, Bélgica, Países Bajos y Austria prohíben los vuelos con el Reino Unido ante la nueva variante del virus

España ha pedido a a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y al presidente del Consejo, Charles Michel, "una respuesta comunitaria coordinada"

179
Londres

Alemania, Italia, Países Bajos, Bélgica y Austria han prohibido desde este domingo los vuelos con Reino Unido ante la aparición de la nueva variante del coronavirus detectada en territorio británico, que ha obligado a establecer duras medidas restrictivas dado el alarmante incremento de casos de COVID-19. Por el momento, España ha pedido a a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y al presidente del Consejo, Charles Michel, «una respuesta comunitaria coordinada», al igual que Francia.

El ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio, ha adelantado la decisión del país transalpino: «Como Gobierno tenemos el deber de proteger a los italianos y por esa razón, tras haber avisado al Gobierno inglés, estamos a punto de firmar una medida con el ministro de Sanidad para suspender los vuelos con Gran Bretaña».

El Gobierno de Países Bajos ha decidido este domingo prohibir el tráfico aéreo de pasajeros con el Reino Unido de forma inmediata y durante al menos diez días. En un comunicado, el Ministerio de Sanidad de Países Bajos ha confirmado que un estudio realizado a principios de diciembre reveló que también circulaba en su territorio un virus con la variante descrita por el Reino Unido, y, tras la alarma en Londres, las autoridades sanitarias se encuentran analizando esta cepa de coronavirus, cómo se produjo el contagio de la persona afectada y si hay casos relacionados. Esta prohibición no incluye el transporte de mercancías, ni la movilidad del personal sanitario, y se mantienen abiertos los diferentes puertos, entre ellos, el de Róterdam, así como el transporte ferroviario, por lo que aún es posible viajar en coche, tren y barco.

Bélgica también ha suspendido los vuelos y los viajes por tren procedentes del Reino Unido durante al menos veinticuatro horas a partir de la medianoche de este domingo, según indicó el primer ministro del país, Alexander De Croo, a la televisión pública flamenca VRT. La medida se aplicará en un primer momento durante veinticuatro horas porque todavía se están realizando análisis científicos sobre la nueva variante de coronavirus.

El Gobierno austríaco también ha prohibido este domingo el aterrizaje de vuelos procedentes del Reino Unido para evitar la llegada al país de la nueva y más contagiosa variante del virus. «Tenemos que evitar por todos los medios que nos sea introducida esta peligrosa mutación del virus», señaló el ministro de Exteriores, Alexander Schallenberg, a la agencia APA. El ministro aseguró que ante esta situación es imprescindible tomar medidas de forma rápida.

Alemania cerrará sus conexiones aéreas a partir de la medianoche del domingo.

El virus de nueva cepa ya está en países europeos, según un catedrático de Oxford

La nueva variante del coronavirus detectada en el Reino Unido podría estar infectado desde hace unas semanas a ciudadanos de varios países europeos, según ha declarado este domingo el catedrático de fármaco-epidemiología de la Universidad de Oxford, Daniel Prieto Alhambra.

Unas veinte millones de personas están confinadas desde este domingo en Londres y su área metropolitana por el aumento de contagios de la COVID-19, al parecer por la mutación del virus, que el Reino Unido ha comunicado a la Organización Mundial de la Salud (OMS), una cambio que lo hace más contagioso.

Prieto Alhambra, en una entrevista este domingo en RAC1, ha explicado que desde hace un mes ya se hablaba en el ámbito científico de una posible mutación del virus, que sería ahora más contagioso, cambio que se habría detectado en varios países europeos. Ha indicado que todavía es pronto para señalar si esa mutación es la causante del aumento súbito de casos en Londres, Alemania, Italia o España, aunque ha precisado que es casi seguro que esté ya presente en varios países europeos.

Pérez Alhambra, miembro también del consejo de expertos que aconseja a la Agencia Europea del Medicamento sobre las nuevas vacunas contra el virus, ha explicado que los primeros indicios apuntan a que el cambio se ha producido en la proteína S del virus, lo que le permite engancharse mejor y, en consecuencia, ser más contagioso.

De confirmarse con estudios de investigación ese hecho, una de las consecuencias, según Pérez Alhambra, es que sería necesario vacunar a más gente de la prevista ahora para conseguir la llamada inmunidad de rebaño. Por contra, ha señalado, si ya hay más gente infectada aunque asintomática de lo que indican ahora los estudios, «se estaría malbaratando vacunas» con personas ya contagiadas.

Pérez Alhambra ha pronosticado que, en cualquier caso, no podrá hablarse de que la pandemia empieza a estar controlada hasta dentro de medio año y ha llamado a que todas las personas se vacunen. «Es más seguro conseguir inmunidad vacunándose que infectándose», ha apostillado.