El Ayuntamiento de San Sebastián ha informado que este jueves, 21 de noviembre, se abre el plazo de inscripción para optar a cuarenta puestos de trabajos dentro del Plan de Empleo Social. En este sentido, el cuarenta por cierto de las mismas serán cubiertas mediante proceso selectivo, que corresponden a un total de 16 puestos en el ámbito de oficios y auxiliares geriátricos, mientras que el resto será directamente el SCE el que las tramite.

El Consistorio anuncia que el plazo estará abierto durante los próximos diez días hábiles a partir de la publicación de las bases y que las personas interesadas que cumplan con los requisitos podrán presentar su solicitud de participación en el Registro del Ayuntamiento. Las bases ya pueden consultarse, asimismo, en la web municipal.

El alcalde de San Sebastián, Adasat Reyes, avanzó que esta nueva convocatoria “permitirá no sólo contratar a un importante número de vecinos en situación de desempleo, sino también acometer importantes proyectos de mejora y acondicionamiento en nuestro municipio”.

Junto a ello, expuso que las plazas ofertadas corresponden a dos oficiales de 1ª de albañil, un oficial de 1ª conductor de más de 7.500 kilos, dos oficiales de 1ª conductor de retroexcavadora, un oficial de 2ª cerrajería, dos oficiales de 2ª pintor, dos oficiales de 2ª electricista, un oficial de 2ª fontanero, siete peones de limpieza, cuatro peones de construcción, cuatro peones de jardinería, cuatro auxiliares administrativos, dos porteros de instalaciones deportivas, siete auxiliares de geriatría y un animador multidisciplinar.

Podrán participar en este programa los mayores de 18 años y menores 65 años, siendo obligatorio estar empadronado al menos 6 meses en el municipio y no haber participado en los últimos 12 meses en ninguna Política Activa de Empleo ni Planes de Empleo Social. Junto a ello, deberán estar inscritos en el SCE como demandantes de empleo al menos durante 6 meses en los últimos 18. Los contratos tendrán una duración máxima de seis meses.

Las personas preseleccionadas por el Ayuntamiento deberán contar con informe de los servicios sociales donde consten determinados criterios como la pertenencia a unidades familiares en las que ningún miembro esté percibiendo renta o prestación por un importe superior a 450 euros por persona; encontrarse en situación de exclusión social o que no haya otra persona de la misma unidad familiar que participe en este programa.

Además, se garantiza preferentemente la participación de personas sin recursos propios o sin acceso previo al mercado laboral y de personas mayores de 45 años desempleados de larga duración, en ambos casos en una proporción superior al 50%, así como de personas con discapacidad.