El Grupo de Gobierno de ASG-NCa en el Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera llevará al siguiente Pleno de la Corporación la nueva ordenanza del Mercado Municipal. Un ordenamiento que regulará el régimen, la organización y el funcionamiento de este servicio público situado en el centro del Casco capitalino.

A este respecto, el alcalde de San Sebastián de La Gomera, Adasat Reyes, precisó que esta iniciativa trata de actualizar la normativa, “acorde a un espacio moderno y funcional, que vio renovada su imagen de forma notable en 2017 y en el que recientemente hemos licitado sus puestos, repitiendo muchos empresarios e incorporándose nuevos agentes que estamos convencidos que harán del mismo un espacio dinámico y abierto a vecinos y visitantes”.

En este sentido, el edil adelantó que uno de los próximos pasos será la creación de una marca, asociada al Mercado Municipal de San Sebastián y cuyo logo deberá estar presente en la vestimenta de cara al público, tal y como sucede en la mayoría de los establecimientos similares.

Por este motivo, el máximo responsable local adelantó que se está trabajando desde el ámbito municipal en acciones de promoción orientadas al turismo que a diario visita la capital y que, acorde a las encuestas de gasto turístico, destina una parte significativa de sus compras a la adquisición de productos locales.

Asimismo, todos los artículos deberán tener señalados, a la vista de los consumidores, el precio de venta al público, su procedencia y su calidad, no pudiendo estar las mercancías en contacto con el suelo o sobre sacos o sustancias permeables.

Junto a ello, el reglamento hace hincapié en que los locales y puestos deben hallarse abiertos al público en los días y horarios establecidos, así como la obligatoriedad de que las personas que figuren como dependientes deban haber sido dados alta previamente en los seguros sociales obligatorios.

Otro aspecto importante que quedará definido será la imposibilidad de que un puesto permanezca cerrado por más de cuarenta y cinco días consecutivos, salvo que hubiera obtenido una autorización expresa para ello.

Por último, la propuesta incluye un amplio apartado con los derechos que tienen los adjudicatarios de los puestos del mercado, así como los propios compradores y un punto donde se detallen las faltas y las sanciones correspondientes.