La planta a bordo de la sonda china Chang'e 4./EFE

China ha conseguido que una semilla de algodón brote en la Luna por primera vez. Este hito supone haber culminado con éxito uno de los experimentos de la sonda Chang’e 4, la primera en alunizar en la cara oculta del satélite en la historia de la exploración espacial, según informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Según un equipo de científicos de la Universidad de Chongqing (sureste de China), este hallazgo supone el primer “miniexperimento” de biosfera realizado con éxito en el satélite.

La sonda Chang’e 4 consiguiío alunizar el pasado 3 de enero en la cara oculta de la Luna, un logro que está marcando un antes y un después en la historia. El aparato llevó consigo semillas de algodón, pero también de colza, patatas y arabidopsis, así como huevos de mosca de la fruta y algunas levaduras. Este despliegue de elementos tiene como objetivo poder crear una “minibiosfera simple”, según explicó Xinhua. En el día de ayer, la Chang’e 4 envió varias imágenes en la que se puede percibir que el brote de algodón ha crecido con éxito, habiéndose convertido en la única semilla que ha conseguido germinar hasta ahora.

Dicho cultivo, sin embargo, no ha resultado sencillo. Cabe recordar que las temperaturas sobre la superficie lunar pueden superar los 100 grados centígrados por el día y bajar a los 100 grados bajo cero durante la noche. Además el satélite recibe una mayor radiación solar y presenta una menor gravedad que la Tierra.

Xie Gengxin, uno de los científicos encargados del experimento con plantas en la Luna, señaló que su equipo había diseñado un recipiente que mantendría la temperatura entre 1 y 30 grados. Con este diseño, el receptáculo además permite la entrada de luz natural y el suministro de agua y nutrientes para las plantas, como explicó el rotativo hongkonés South China Morning Post.