Carmen Calvo. Foto Jesús Prieto Europa Press

Una semana después del fiasco de las elecciones andaluzas y con el independentismo catalán en plena escalada verbal, el Gobierno de Pedro Sánchez ha decidido subir el tono. Según recoge el periódico El País y diversas agencias, la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha calificado este lunes de “inadmisible” los cortes de vías y aperturas de peaje ocurridos este domingo en Cataluña y ha avisado de que la acción de los Comités de Defensa de la República (CDR) “va a tener consecuencias”. Calvo ha apuntado que el Gobierno actuará para impedir que esta situación de inacción de las autoridades catalanas se repita, aunque no ha detallado en qué consistirá esa intervención.

La tensión llega en un momento clave, a dos días de un debate monográfico en el Congreso sobre Cataluña en el que Sánchez se verá obligado a endurecer su posición, y a 10 días de que el Consejo de Ministros se traslade a Barcelona el día 21, una cita que se está complicando cada día más. La posibilidad de que una ruptura definitiva con los independentistas lleve a un adelanto electoral aumenta la gravedad de esta nueva escalada.

Calvo ha pedido al presidente catalán, Quim Torra, que no se inhiba “cuando ocurren situaciones que provocan intranquilidad en la ciudadanía” porque “su principal obligación en Cataluña, como autoridad del Estado (…) es el mantenimiento de la seguridad y la convivencia” y ha tachado de “irresponsable e inaceptable” la actuación del president por sus declaraciones sobre la vía eslovena como camino posible hacia la independencia de Cataluña, una vía que finalizó en un conflicto armado con Yugoslavia.

“La Constitución y el Estado de derecho establecen situaciones de respuesta en las que se encuentra el Gobierno porque esto no puede volver a ocurrir”, ha asegurado Calvo antes de asistir en Sevilla al acto de entrega de la decimocuarta edición de los Premios Plaza de España. La vicepresidenta ha explicado que el Ejecutivo va a tomar medidas “en el marco de las competencias y del Estado de derecho para que lo que ocurrió ayer nunca más vuelva a ocurrir”.

“No se pueden cortar vías ni se puede impedir la libre circulación de bienes y de personas, que es un derecho fundamental, por ninguna actuación, y mucho más cuando se producen por inhibición de la actuación de los cuerpos de seguridad que dependen de la Generalitat”, ha dicho en alusión a la pasividad de los Mossos con la acción de los CDR este domingo. Sin embargo, al ser preguntada por la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución, la vicepresidenta ha indicado que esa es “la última medida a la que hay que llegar”.

Respecto a las manifestaciones que hizo Torra apelando a la vía eslovena, Carmen Calvo ha avisado de que el presidente catalán cruzó en el terreno especulativo “una línea de irresponsabilidad absoluta”, al referirse a una situación, la de Eslovenia, que “dejó detrás muertos y heridos”. “A nadie se le ocurre hacer su trabajo como cargo público más que desde la paz, la seguridad y la convivencia”, ha apuntado antes de insistir en que Torra trazó una línea “inaceptable e imposible para un cargo público en una democracia como la española, una de las mejores del mundo”.

El Partido Popular ha decidido presentar en el Senado una moción para que el Gobierno tome el control de los Mossos d’Esquadra al amparo de la Ley de Seguridad Nacional, tras los incidentes de este fin de semana. Informa Natalia Junquera

Por su parte, el PSOE no descarta que el Ejecutivo de Pedro Sánchez responda de inmediato a lo ocurrido este fin de semana en Cataluña con una nueva aplicación del artículo 155, si se dan las condiciones constitucionales para ello, y asegura que “no le va a temblar la mano, como no le tembló en el pasado”. La portavoz del Comité Electoral del PSOE, Esther Peña, ha explicado en una rueda de prensa que el Gobierno está ultimando un estudio sobre las medidas que puede adoptar dentro del marco constitucional para que la “conculcación de derechos” que, a su juicio, se ha producido en Cataluña con la “complacencia” del Gobierno autónomo y la “dejación de funciones” de Torra tengan “consecuencias importantes”. Peña ha avanzado que “en las próximas horas” se conocerán esas medidas “valientes” con las que el Gobierno socialista responde a las actuaciones de la Generalitat respecto a los Mossos, los CDR y las declaraciones del presidente Torra llamando a la vía eslovena.

Ciudadanos ha responsabilizado a Sánchez de lo que pase en Cataluña si no aplica el 155. “Estamos cerca del desastre, del enfrentamiento civil en Cataluña. Señor Sánchez, aplique ya el 155, no espere un minuto más o si no todo lo que pase será su culpa”, ha defendido el secretario general de la formación, José Manuel Villegas, informa Elsa G. Blas.

Dentro del propio independentismo hay mucha división sobre la estrategia a seguir y ERC ha dejado muy claro que no comparte la idea de la vía eslovena y apuesta por la llamada vía escocesa, esto es, la de un referéndum pacífico. El Gobierno tiene un contacto mucho más fluido con ERC, pero es Torra quien preside la Generalitat y Carles Puigdemont, su mentor, el que puede influir directamente sobre los ocho diputados del PDeCAT que tienen que tomar la decisión antes de enero de presentar o no una enmienda a la totalidad de los Presupuestos que acabaría con las cuentas en menos de tres semanas y abriría la puerta a que legislatura finalizase. Si no se reconduce la tensión entre el Gobierno y la Generalitat, esta salida parece cada vez menos inevitable.