La Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias ha presentado hoy a la comisión de becas, formada por los vicerrectores, representantes estudiantiles y técnicos de las universidades canarias, la Administración y por el equipo de la Dirección General de Universidades de la Consejería, el primer listado de becas, con el que se resuelve un 75% de las solicitudes presentadas.

El listado, que se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial de Canarias, resuelve 10.537 solicitudes, de las que 2.896 han resultado concedidas y 7.641 denegadas; del total de denegaciones más de 5.600 lo han sido por contar ya con beca del Ministerio o bien tener los requisitos para disponer de ella.

Si bien el principal motivo de denegación, que abarca a 5.642 solicitantes, ha sido contar con los requisitos para ser beneficiario de las ayudas del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades; otros motivos de denegación han sido superar los umbrales de renta (1.365 estudiantes) o no tener el mínimo de créditos superados en el curso anterior (1.118 solicitantes).

En total, este curso han sido presentadas 16.888 solicitudes, con lo que con la aprobación de esta resolución, por parte de la comisión de becas, ya queda gestionado en torno al 75% del total desolicitudes presentadas.

Los datos fueron presentados por el director general de Universidades del Gobierno de Canarias, Ciro Gutiérrez, en la comisión de becas, que presidió la reunión.

Desde la puesta en marcha, en el curso 2015/16, de una batería de medidas para agilizar el procedimiento, la Consejería ha reducido cuatro meses el tiempo de resolución de las becas: el pasado curso escolar, el alumnado de menor renta recibió su beca universitaria en el mes de diciembre, apenas dos meses después de que comenzara el año académico en las universidades públicas canarias. Este curso, en el mes de noviembre ha sigo gestionado un 72,60% de las solicitudes presentadas por estudiantes de la ULL, y un 74,11% de las solicitudes presentadas por estudiantes de la Ulpgc, lo que supone un nuevo avance respecto al curso pasado, cuando en noviembre fue resuelto en torno al cincuenta por ciento de las solicitudes.

Las actuaciones del ejecutivo autonómico en este sentido, que incluyen la completa digitalización del proceso de solicitud, tienen como objetivo adelantar al máximo el pago de estas ayudas, para evitar que las familias hagan frente a la carga económica de los estudios universitarios hasta final de curso.

En este sentido, la consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, indicó al inicio de este curso escolar que la política de becas del ejecutivo autonómico está dirigida a “ofrecer mejoras en materia de equidad en el acceso a la educación universitaria, con medidas como la reducción de tasas en los estudios de grado y máster, el fraccionamiento del pago en la matrícula, o la mejora en las becas” y recordó que este curso 2018/19 las ayudas del ejecutivo autonómico amplía los umbrales de renta, colocándolos en el máximo de la horquilla permitida por el Estado.

Por otro lado, el Gobierno de Canarias ha sumado, desde el pasado curso escolar, nuevas cuantías para estudiantes universitarios con diversidad funcional, con las que se mejoran las asignaciones establecidas hasta el momento.

Así, al importe a recibir por estudiantes que presenten una discapacidad del 65% o superior, ya diferenciado en esta y anteriores convocatorias como situación especial con una aportación superior a (2.250 euros en las modalidades residencia o matrícula, frente a los 1.500 euros del resto de perfiles de alumnado), se suman este curso cuotas adicionales en función del grado de discapacidad: 600 euros en el caso de una discapacidad comprendida entre el 33 y el 49%, 900 euros en casos de discapacidad entre el 50% y el 65%, y 1.500 euros en casos de discapacidad superior al 65%.

Por tanto, aquellos alumnos y alumnas que tengan reconocido un grado de discapacidad, aún cumpliendo los requisitos académicos del Ministerio, podrán recibir estas cuantías, que superan y complementan las ayudas estatales.