EEUU intensifica sus medidas de presión contra los movimientos militares de Rusia en Ucrania. El Secretario de Estado norteamericano ha advertido a Rusia que “se está jugando” su presencia en el G8,formada por EEUU,Japón,Alemania,Gran Bretaña,Francia,Italia y Canada. John Kerry se desplazará a Kiev el próximo martes para reunirse con las autoridades de Kiev en un gesto de apoyo de EEUU,que se suman a las represalias de presión contra Rusia. EEUU ya había suspendido ayer las reuniones preparatorias del G-8 que se iban a celebrar en territorio ruso y este domingo ha anunciado la anulación de las reuniones económicas previstas con Moscú.
El presidente Vladimir Putin “podría no tener Cumbre del G8 en Sochi,incluso podría no seguir formando parte del G8 si esto continúa”,ha advertido Kerry hoy,en relación a los últimos acontecimientos en Crimea.
“Si Rusia quiere ser miembro del G8″,el club de las grandes potencias mundiales,”debe comportarse como un país del G8”,ha dicho Kerry durante una intervención en la cadena de televisión CBS. “Rusia ha elegido actuar de forma agresiva,lo que plantea la cuestión del papel de Rusia en el mundo y lo que pone en duda su voluntad de ser una nación moderna y miembro del G8”,ha insistido.
Kerry ha condenado el “increíble acto de agresión” de Ucrania y ha amenazado con “repercusiones muy serias” de EEUU y otros países para aislar económicamente a Rusia. “En el siglo XXI Rusia no puede comportarse como en el siglo XIX,invadiendo otro país”.
Francia y Reino Unido no irán a las reuniones del G8
Previamente,tanto Francia como Reino Unido se han unido a EEUU y Canadá en su presión diplomática a Rusia para que el país se retire de Ucrania al anunciar que han suspendido su participación en las reuniones preparatorias de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-8,previstas para el mes de junio en Sochi.
Un portavoz del Palacio del Elíseo confirmó que el presidente de Francia,François Hollande,tomo esa decisión tras reunirse de urgencia con el ministro de Exteriores de Francia,Laurent Fabius.
La suspensión,en línea con la posición de Estados Unidos,responde a que la actitud de Moscú se contradice con los “principios y valores” del “espíritu de esa cumbre que reúne a Alemania,Canadá,Estados Unidos,Francia,Italia,Japón,el Reino Unido y Rusia,había dicho el jefe de la diplomacia gala.
“Nuestros socios rusos tienen que comprender que si continúan,todo esto tendrá un coste. Interrumpir los preparativos del G8 tiene consecuencias. Rusia,tradicionalmente,es nuestro amigo. De un amigo esperamos algo distinto a un ruido de botas”,agregó Fabius durante un coloquio organizado por varios medios de comunicación.
La ciudad,donde acaban de celebrarse los Juegos Olímpicos de Invierno está cerca de la frontera entre Rusia y Ucrania. El sábado EEUU y Canadá anunciaron la medida,a la que este domingo se han unido París y Londres. De confirmarse las ausencias de estos cuatro países,el G-8 queda en la práctica desarticulado,al menos este año.
Por su parte,William Hague,ministro británico de Exteriores también ha subrayado que “pedimos a las dos partes que aseguren que puede haber una reducción en las tensiones y se evite el conflicto”.
El G-8 es un grupo informal,heredero del G-7 de la Guerra Fría,al que en 1997 se sumó Rusia. Tiene un gran peso político a escala global. Desde hace 15 años,a sus cumbres suelen acudir,además de sus miembros,los líderes del FMI,la ONU y el Banco Mundial,además de los de varios países en vías de desarrollo,como México,China,India,Brasil y Sudáfrica.