Inicio Canarias Localizados más de 60 pollos de pardela cenicienta depredados por gatos silvestres...

Localizados más de 60 pollos de pardela cenicienta depredados por gatos silvestres en El Hierro

SEO/BirdLife llama a la acción a las autoridades competentes para que se pongan en marcha medidas que resuelvan la situación de los felinos

287

SEO/BirdLife ha informado este jueves de la muerte de más de 60 aves marinas en una zona próxima a La Restinga, en la isla de El Hierro. Concretamente y hasta el momento, se han encontrado 65 pollos de pardela cenicienta atlántica en una zona costera del Parque Rural Frontera, Zona Especial de Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección para las Aves, ambos espacios protegidos de la Red Natura 2000.

Los cadáveres de las aves presentaban signos de haber sido depredadas por gatos, encontrándose excrementos de felino en la zona. Además, la ONG subraya en una nota que ha ocurrido en un momento de gran vulnerabilidad para la especie, justo cuando está concluyendo el periodo de emancipación de los pollos.

SEO/BirdLife llama a la acción a las autoridades competentes para que se pongan en marcha medidas que resuelvan la situación de gatos asilvestrados en el medio natural y como consecuencia, se acabe con la amenaza que suponen para las aves marinas, así como para otras especies de la biodiversidad canaria.

Impacto de los gatos en la biodiversidad insular y las aves marinas

La evidencia científica sobre el impacto de los gatos asilvestrados como depredadores de aves, reptiles, pequeños mamíferos o grandes insectos es abundante, señalan desde SEO/BirdLife.

Este impacto es especialmente grave en medios insulares como el archipiélago canario, donde no existen depredadores naturales equiparables, y por tanto las especies autóctonas no han desarrollado mecanismos de defensa a lo largo de su evolución. Así, apunta que está demostrado que los gatos en islas son corresponsables de, al menos, el 14% de las extinciones modernas de aves, mamíferos y reptiles ocurridas en territorio insular a escala mundial.

Además, constituyen la principal amenaza para casi el 8% de las aves, mamíferos y reptiles considerados en peligro crítico por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN).

Aves marinas, presa preferente

En Canarias, los efectos de los gatos asilvestrados han sido ampliamente documentados. Los estudios realizados indican que los gatos asilvestrados se alimentan de casi 70 especies diferentes, muchas de ellas endémicas, siendo las aves marinas una presa frecuente.

Además de pardelas cenicientas, se ha documentado la depredación por parte de gatos de otras aves marinas amenazadas de Canarias, como petreles de Bulwer, pardelas chicas o paíños europeos, entre otras.

La mortalidad causada por estos depredadores representa una grave amenaza para estas especies, ya que son animales que basan su estrategia de vida en una elevada supervivencia (pueden vivir varias décadas) y a su vez cuentan con tasas de reproducción muy bajas (solo ponen un huevo al año), por lo que no pueden compensar las bajas causadas por depredación con una mayor tasa de nacimientos, y las poblaciones afectadas se desequilibran y entran en declive.

Además, aunque el impacto directo por depredación es el más evidente, los gatos en islas también afectan a los procesos de migración de aves, a su comportamiento reproductor, o a las relaciones tróficas entre las especies, entre otros.

El delegado en Canarias de SEO/BirdLife, Yapci Acosta, afirma que no se puede obviar «una amenaza tan importante» para la biodiversidad insular como son los gatos asilvestrados por lo que «es necesaria una toma de decisiones acorde con la realidad de los ecosistemas y las amenazas que les afectan».

Las aves marinas, las más amenazadas del mundo

En Canarias nidifican siete especies de aves marinas del orden Procellariiformes: la pardela cenicienta atlántica, la pardela pichoneta, la pardela chica, el petrel de Bulwer, el paíño de Madeira, el paíño europeo y el paíño pechialbo.

Todas las especies que se reproducen en Canarias están incluidas en alguna categoría de amenaza, ya sea ‘Vulnerable’ o ‘En Peligro’, según la Lista Roja de Aves de España.

La depredación por parte de mamíferos introducidos como gatos o ratas en sus colonias, la destrucción del hábitat, el expolio de nidos, las interacciones con la pesca y la contaminación lumínica son algunas de las principales amenazas que las afectan.

De hecho, pasan la mayor parte de su vida en alta mar y sólo visitan tierra firme para reproducirse.

Además, visitan las colonias por la noche, nidifican en zonas de difícil acceso para evitar predadores y bajo tierra.

A partir de la información obtenida de las campañas de recogida de las aves deslumbradas se ha podido inferir que las poblaciones de alguna de estas especies se enfrentan a un declive muy acusado y podrían seguir el mismo camino que las dos especies de procelariformes extintas hace aproximadamente 2.500 años (la pardela del jable y la pardela del malpaís), coincidiendo con la llegada de los seres humanos a Canarias.

Este año, como los anteriores, SEO/BirdLife ha puesto en marcha una campaña para alertar sobre su situación y el problema de la contaminación lumínica, en esta ocasión, contando con la colaboración de los actores de la serie Hierro.