Se perseguirán las fiestas ilegales de Halloween y se sancionará a los asistentes

Cualquier reunión de más de diez personas, con excepción de los eventos culturales y deportivos previstos, exige una autorización

146

Las fuerzas de seguridad perseguirán las fiestas ilegales que se celebren con motivo de y se sancionará a quienes acudan a ellas, con el fin de evitar riesgos de contagio de coronavirus, ha asegurado el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana.

Tanto Pestana como el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, han pedido a los canarios que actúen con responsabilidad para evitar que la buena situación epidemiológica que actualmente tiene el archipiélago varíe.

«Canarias se juega su economía y su salud», en un momento clave en el que tiene posibilidad de iniciar su temporada turística de invierno, ha dicho Pestana.

Trujillo ha recordado que las fiestas son ilegales y cualquier reunión de más de diez personas, con excepción de los eventos culturales y deportivos previstos, exige una autorización.

El consejero ha dicho que se han detectado «varias decenas de fiestas» en todo el archipiélago con motivo de Halloween, la mayoría convocadas por redes sociales y servicios de mensajería, para celebrarse en recintos privados.

Por ello, durante este fin de semana, para que esas fiestas no se celebren, y quienes acudan a ellas «lo van a pagar caro», ha asegurado Trujillo.

«Tenemos que ser tremendamente estrictos», ha dicho el consejero, pues «se puede provocar un incendio pandémico en el archipiélago» que ponga en riesgo tanto la economía como la salud de las islas.

La buena situación de que goza Canarias, con buenos datos epidemiológicos, pude cambiar en unos días.

«El virus no solo mata, también provoca una pandemia económica en el mundo entero», según el consejero.

Si Canarias tuviera que volver a un confinamiento, como está sucediendo en otras comunidades autónomas, «lo podemos pasar económica y socialmente muy, muy mal», ha insistido Trujillo.

El consejero ha recalcado que la prevención depende sobre todo de la responsabilidad de las personas, «no hay ley ni policía más efectiva» que ella, y por ello, ha pedido a todos los canarios que colaboren para que el virus no se propague.

Asimismo, ha adelantado que el Gobierno de Canarias ya trabaja en cómo abordar la próxima Navidad, época de concentraciones sociales y de compras, pues la situación «va para largo».