Desde la formación progresista en Vallehermoso se quiere realizar una valoración del último Pleno, que, desafortunadamente, poco ha variado con respecto a la tónica de la legislatura. “Ni cambian las formas ni cambian los modos de proceder del Alcalde: constantes ataques a nuestra formación política, que no puede replicar por no tener representación, y un escaso nivel de autocrítica. Nada que no esperáramos” afirma Alejandro García Vera, portavoz y candidato a la Alcaldía de Sí se puede.

En el Pleno se trataron asuntos como la aprobación de los Presupuestos, en la que el alcalde tachó a la formación de izquierdas de obstruir un procedimiento por presentar enmiendas. “Presentamos unas reclamaciones a los Presupuestos para que se pudieran tomar medidas como el IBI social para familias con pocos recursos o la bonificación del IBI para familias numerosas o para los vecinos de Tazo y Arguamul. Lejos de querer verlo como una aportación en favor del bien común, lo utilizan como una herramienta de ataque hacia nuestra formación. Esto denota el nivel de respeto que tiene el Alcalde hacia el pueblo y hacia el concepto básico de democracia, al confundir un derecho en una traba burocrática”, afirma el portavoz.

García Vera prosigue “además de esto, el Alcalde nos acusó de hacer una política en perjuicio del municipio por haber denunciado la situación de la Depuradora de Vallehermoso. Queremos recordarle, que es el deber de cualquier formación política que se precie de fiscalizar lo público, y, además, es una obligación de cualquier cargo público, por si no se acuerda de su toma de posesión de lo de “cumplir y hacer cumplir la Ley”.

“También queremos decirle al Alcalde que su política de no reconocer los derechos de los trabajadores del Ayuntamiento ha hecho que la Institución tenga que pagar muchas sentencias judiciales a costa de los contribuyentes, simplemente por emplear la política del ordeno y mando. Debería replantearse la noción de lo público”, insiste el portavoz.

Desde Sí se puede quieren lanzar un mensaje de ilusión y de esperanza tras el último Pleno. “En estos cuatro años hemos podido asistir a casi todos los Plenos con vocación de aprender y de conocer de primera mano los asuntos más relevantes del municipio. Nuestra formación política cree en el respeto, la diversidad de ideas, la dignificación de lo público. Seguiremos defendiendo que Vallehermoso sea un municipio para el pueblo, independientemente de las ideas que pueda tener cada quien. Queremos recordar a todas las personas que nuestra formación sigue abierta a sugerencias, a críticas, porque son las que nos hacen más fuertes. Pedimos también a la ciudadanía que reflexione cuánto han cambiado las cosas en estos cuatro años y qué ha supuesto esta legislatura para Vallehermoso”, finaliza García Vera.