Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias

La Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias ha finalizado la tramitación de las cerca de 17 mil solicitudes de becas universitarias del curso 2018/2019, una mejora en el proceso de resolución que permitirá que en el mes de marzo todos los estudiantes beneficiarios cuenten con sus ayudas. Ya el ejecutivo autonómico había adelantado varios meses la resolución de las becas este curso, publicando el primer listado, que alcanzaba a casi el 75 por ciento de los solicitantes, en el mes de noviembre.

El departamento autonómico presentó hoy el último listado del curso a la comisión de becas, formada por los vicerrectores, representantes estudiantiles y técnicos de las universidades canarias, la Administración y por el equipo de la Dirección General de Universidades de la Consejería. El documento, que fue aprobado por la comisión, ya ha sido trasladado al Boletín Oficial de Canarias para su publicación.

El documento presentado hoy resuelve las últimas 6.363 solicitudes por tramitar; de ellas, 2.321 han resultado admitidas, mientras que 3.907 han sido denegadas. De este modo, y a falta de contar con el listado de becas definitivo que se publicará tras el conveniente procedimiento de reclamación, la Consejería de Educación y Universidades estima que, en el curso 2018/2019, 5.217 estudiantes han resultado beneficiarios de becas universitarias, mientras que a 11.548 solicitantes se les ha denegado. Del total de denegaciones del curso 2018/2019, 7.351 lo han sido por contar ya con beca del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades o bien tener los requisitos para disponer de ella.

Si bien este es el principal motivo de denegación, otros motivos de importancia han sido superar los umbrales de renta (2.045 estudiantes) o no tener el mínimo de créditos superados en el curso anterior (1.957 solicitantes).

La consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, señaló que “la mejora del proceso de resolución de estas ayudas forma parte de la línea de mejora de la equidad en el acceso a la educación superior” y señaló en este sentido la puesta en marcha de medidas como la reducción paulatina de los precios públicos de matrícula universitaria, las nuevas ayudas al desplazamiento para la realización de estudios superiores fuera de la isla de residencia o el fraccionamiento del pago en la matrícula, una medida solicitada por los representantes estudiantiles de las universidades públicas canarias.

El trabajo en materia de equidad en el acceso ha llevado, además, al Gobierno de Canarias a flexibilizar los requisitos para ser beneficiario, ampliando los umbrales de renta para alcanzar los máximos que permite el estado a las Comunidades Autónomas. Además, desde el pasado curso escolar, nuevas cuantías para estudiantes universitarios con diversidad funcional, con las que se mejoran las asignaciones establecidas hasta el momento.

Por otro lado, en la reunión mantenida hoy por la comisión de becas se acordó extender, un año más, el alcance de las ayudas con una resolución extraordinaria, en la que se flexibilizarán los requisitos para becar a más estudiantes con el presupuesto excedente de la convocatoria ordinaria.

La comisión aprobó la propuesta del ejecutivo autonómico de que esta resolución extraordinaria se reduzcan los requisitos académicos para los estudiantes con menor renta.

Así, tras abonar la totalidad de las becas de este curso, la Consejería publicará la nueva resolución que supondrá flexibilizar un diez por ciento los requisitos académicos para abonar las tasas a personas que se sitúan en el umbral de renta más bajo, que en el caso de una familia de cuatro personas es de 13.909 euros.