La tumba del fundador del PSOE, Pablo Iglesias EFE

Las tumbas del fundador del PSOE, Pablo Iglesias, y la dirigente histórica del PCE, Dolores Ibárruri –conocida como la Pasionaria– han aparecido profanadas en la parte civil del cementerio de la Almudena, tal y como ha adelantado El País este lunes y ha confirmado este periódico. Se trata de la primera vez que estos féretros son atacados.

La empresa de seguridad ha avisado en la mañana del lunes a los titulares de las tumbas, que son PSOE y PCE. Por su parte, la Policía va a abrir una investigación para tratar de identificar a los autores del ataque, aunque la familia de Ibárruri ya ha anunciado que denunciará los hechos. En concreto, se ha arrojado pintura blanca sobra las tumbas.  La funeraria municipal se ha ofrecido para las labores de reparación.

No han sido los únicos daños registrados en la Almudena a lo largo del día. En la parte católica, el muro que homenajea a las Trece Rosas ha sido mancillado, tachando las banderas republicanas que lo acompañan.

“Nuestros valores son más necesarios que nunca”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lamentado los hechos, recordando que “Pablo Iglesias fundó el PSOE para defender desde la política la libertad, la solidaridad, la igualdad y la justicia social”. En una publicación en redes sociales, Sánchez ha destacado: “Su memoria guía hoy el trabajo de miles de socialistas. Seguiremos luchando cada día por nuestros valores. Son más necesarios que nunca”.

Tanto dirigentes del PSOE como del PCE han condenado los ataques a los féretros de algunos de sus dirigentes más emblemáticos. “Consternados al saber que han profanado las tumbas de nuestro fundador, Pablo Iglesias, de La Pasionaria y el muro de las 13 Rosas”, ha lamentado el PSOE a través de una publicación en Twitter. También han condenado lo que han definido como un “incívico acto vandálico”.

Por su parte, el secretario general del PCE, Enrique Santiago, ha lamentado que no haya “ningún respeto por la memoria histórica”. Además, ha relacionado los hechos con la manifestación convocada por PP, Ciudadanos y Vox contra el Gobierno de Pedro Sánchez: “El fracasado aquelarre ultraderechista de ayer en Madrid acabó como era previsible, con exceso de vandalismo, intolerencia y violencia”.