Román Rodríguez

Coalición Canaria (CC), el Partido Popular (PP) y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) han rechazado este miércoles en el Parlamento canario la toma en consideración de la proposición de ley promovida por Nueva Canarias (NC) para la creación del impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos alojativos de las islas, que representaría 160 millones de euros al año.

La iniciativa de NC proponía el impulso de un tributo que pagarían los visitantes por día de estancia en cualquier establecimiento turístico de las islas.  El tipo de gravamen varía según la categoría del establecimiento, entre los 0,50 euros y los 1,5 euros por día de estancia, pero en cualquier caso supone un gasto adicional muy pequeño en relación al gasto medio diario de los turistas que visitan en la isla, lo que, según NC, no supondría retracción significativa de la demanda  

En su defensa de la propuesta, el diputado de Nueva Canarias Román Rodríguez ha explicado que una ecotasa permitiría mejorar los espacios públicos y proteger los paisajes.  El sector turístico, que representa el 35% del PIB y el 40% del empleo, es para Román Rodríguez una actividad en crecimiento, motivo por el que es necesaria la creación de un tributo que cualifique el destino, tal y como hacen «la mayoría de destinos turísticos del mundo».

Según Rodríguez, no solo NC respalda la creación de la tasa, también PSOE, Podemos, UGT, CCOO el alcalde de Puerto de Cruz, Lope Afonso (PP); y el consejero de Turismo del Cabildo de Tenerife, Alberto Bernabé (CC), entre otros.

El diputado del PP Miguel Jorge, que ha desmentido que el alcalde de Puerto de la Cruz defienda la creación de una ecotasa, ha avisado de que el establecimiento de una tasa es «un error estratrégico de inmensas proporciones» que «de crearse tardaría muchos años en revertirse».

El PP «no va a hacer experimentos con el sector turístico», por lo que le ha pedido a NC que no le pidan a su partido esfuerzos que no se pueden soportar.  «No tener tasa turística es hoy una ventaja competitiva frente a otros destinos», ha aseverado Jorge Blanco, quien ha señalado que los turistas ya pagan IGIC.

Por su parte, el diputado de ASG Jesús Ramos Chinea ha alertado de que la ecotasa perjudica a Canarias porque hace a las islas menos competitivas que otros destinos «low cost» y porque es muy contraria a los intereses turísticos de las islas y a la creación de empleo.  

«No somos tan conocidos como Barcelona, Nueva York o París, donde a pesar de las tasas la gente querrá seguir yendo», ha manifestado Ramos Chinea, quien «simplemente» cree que Canarias, y aún menos La Gomera y El Hierro, no se pueden permitir tener una ecotasa.

El diputado de CC José Miguel Ruano ha comentado que se están recuperando competidores como Egipto y Túnez, destinos con menores coste de transporte aéreo para los turistas y también menores costes salariales de los trabajadores del sector.

Para Ruano «es el peor momento posible» para hablar de una ecotasa, cuando, además, no se sabe cómo va a acabar el Brexit y cómo afectará a Canarias, que necesita financiación por parte del Estado para infraestructuras turísticas.

La diputada del PSOE Rosa Bella Cabrera ha admitido el cambio de opinión de su partido, que en un inicio rechazaba la creación de esta tasa y ahora la apoya porque permite reformar el entorno turístico destinado a incrementar los recursos para la protección medioambiental y al saneamiento de aguas.

Ha defendido el derecho del PSOE «de cambiar de opinión para beneficiar a Canarias» y ha opinado que para mantener la competitividad del destino es necesario invertir en medio ambiente y establecer un marco de reglas que potencien el sector turístico.  

El diputado de Podemos Juan Márquez ha censurado una «debilidad absoluta» en los argumentos contrarios a la tasa turística por parte de CC y ASG, que se sostienen «con pinzas», motivo por el que no quieren debatir y rechazan la toma en consideración de la iniciativa de NC.  Márquez ha lamentado que CC y ASG defiendan los intereses de una patronal hotelera «miope» y que tengan «un complejo de inferioridad muy grande» al pensar que los turistas dejarán de viajar a Canarias por pagar «tres o cinco euros».

Ha recordado que competidores directos de Canarias, como Túnez, Marruecos y Egipto, tienen tasa turística, y ha descartado que el Gobierno canario disponga de un informe que evidencie que la tasa turística va a reducir el número de turistas.