Santiago Abascal, líder de VOX Foto Kike Para

Vox no dará su apoyo a un gobierno de Partido Popular y Ciudadanos en Andalucía si no eliminan, “entre otros”, el punto de su acuerdo programático en el que se comprometen a implementar “con dotación presupuestaria suficiente” todas las medidas incluidas en la ley de prevención y protección integral contra la violencia de género.

Así lo ha anunciado este miércoles la formación de extrema derecha en su cuenta de Twitter, donde ha criticado que PP y Ciudadanos se hayan comprometido a aplicar “las medidas dictadas por la ideología de género y las asociaciones feministas podemitas radicales”. “Vox no les dará su apoyo si no eliminan, entre otros, este punto de su acuerdo”, afirma el partido.

El líder de la formación en Andalucía, Francisco Serrano, también se ha pronunciado en esta red social sobre lo mismo, para advertir a PP y Cs de que “esos pactos que los suscriban con PSOE y Podemos”. Ha añadido que lo que quiere Vox es que se acaben “las subvenciones millonarias a asociaciones que fomentan el feminismo supremacista y las imposiciones ideológicas de la izquierda” y que “se respete la presunción de inocencia y la independencia judicial”.

“En política social todos siguen, con sumisión lanar, los mandamientos de la dictadura de género”, ha manifestado Serrano, quien se ha preguntado: “¿Dónde está el cambio?”.

En esta misma línea, en declaraciones a eldiario.es, Serrano ha explicado que de lo que “se está hablando es de máximos” porque “no vamos a renunciar a nuestro programa a largo plazo”. Pero lanza un mensaje de tranquilidad a PP y Ciudadanos: “hace falta que haya un Gobierno de cambio” porque “queremos lo mejor para España y Andalucía”.

Entre las exigencias que, según Serrano, se pondrán encima de la mesa, está la de “transformar esas leyes de igualdad para eliminar su vertiente ideológica” y “ampliar la protección a las otras violencias intrafamiliares” porque estas leyes no están protegiendo realmente a las mujeres que realmente sufren maltrato”. Estamos a favor de la igualdad real”, aclara, pero “tenemos que luchar contra el fraude de las políticas de género”, concepto que no comparte. De hecho, van a pedir que se fiscalicen “las asociaciones feministas especialmente las vinculadas al PSOE”.

El debate pues, de cara a la negociación, está servido entorno al punto 84 acordado por PP y Cs que señala que impulsarán un gran acuerdo contra la violencia de género en Andalucía que desarrolle los “avances” del pacto de estado y que implemente, con dotación presupuestaria suficiente, “todas y cada una de las medidas previstas” en la ley de julio del año pasado de prevención y protección integral contra la violencia de género. “No vamos a plantear cuestiones incoherentes”, explica Serrano, “pero queremos que nos escuchen”. No obstante, la persona que liderará las negociaciones será el secretario general del partido, Javier Ortega Smith.

Acuerdo “firme y cerrado”

El apoyo de Vox en el Parlamento es indispensable para que el pacto entre PP y Ciudadanos fructifique y formen un gobierno de coalición. Diferentes dirigentes del PP y Ciudadanos han aclarado en los últimos días ante la beligerancia de Vox contra  las medidas que combaten la violencia machista que su compromiso en este aspecto es claro. El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, fue tajante al advertir que las leyes andaluzas de Igualdad “no se tocan”.

En ese sentido y tras conocer la exigencia de Vox, fuentes de Ciudadanos en Andalucía aseguran a eldiario.es que el acuerdo de 90 puntos con el PP para un nuevo Gobierno en la Junta es “firme y está cerrado” tras un “trabajo duro y una negociación intensa” y adiverten a Vox de que “a partir de ahí, cada uno tendrá que valorar sus actuaciones y decidir entre permitir un gobierno de cambio o bloquear la situación”.

Además, Albert Rivera ha asegurado que luchar contra la violencia machista “no es una opción”, sino “una obligación para todos”: “Firmamos el pacto de Estado y lo aplicaremos en Andalucía y en todas las comunidades que gobernemos”.