La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en una imagen de archivo. EFE

Principio de acuerdo entre el Gobierno y las organizaciones de autónomos sobre la subida de cuotas mínimas de los trabajadores por cuenta propia para 2019, según confirman a eldiario.es fuentes del Ministerio de Trabajo y desde los colectivos ATA y UPTA.

Desde las dos organizaciones de autónomos han difundido que la subida de la cuota anual será de unos “60 euros al año”, una cantidad que no está fijada, insisten fuentes de la Administración, que aseguran que esta cifra podría aumentar.

Desde el Ministerio de Trabajo explican que, pese a lo difundido por las organizaciones de autónomos, aún no está cerrado cuánto subirán los tipos de cotización, lo que condiciona la subida final.

Según explican fuentes oficiales, la subida de la base mínima de cotización (por la que contribuyen más del 85% de los autónomos) sí se ha cerrado y será del “1,25%”. La base de cotización es la parte del salario sobre la que se paga la cuota a la Seguridad Social. En la actualidad, la base mínima está fijada en los 932,70 euros, por lo que se elevaría hasta los 944,4 euros con un alza del 1,25%.

Pero para saber cuánto suben las cuotas, el dinero que efectivamente abonan los autónomos a la Seguridad Social para obtener protección social, habría que conocer también cuánto se incrementan los tipos de cotización, una decisión que aún no se ha tomado, según explican fuentes del Ministerio de Trabajo a eldiario.es.

Diferencias sobre cuánto será la subida

Desde ATA aseguran que el alza en los tipos de cotización será del 29,80% al 30% en 2019, pero desde Trabajo niegan a este medio que este punto esté cerrado. Fuentes oficiales aseguran que esa es la oferta de la organización de autónomos, mientras que la del Gobierno es que los tipos lleguen al 31,4%.

En la reunión de hoy, prosiguen las mismas fuentes de Trabajo, no se ha alcanzado un acuerdo en este punto y se ha emplazado a seguir negociando y a que el Gobierno estudie cuánto pueden subir los tipos para que se pague el coste de las prestaciones. “No se pueden generalizar prestaciones sin dinero para financiarlas”, insisten en Trabajo.

Hasta el momento no era obligatoria la cotización por cese de actividad (el “paro de los autónomos”), la formación y la enfermedad o accidente profesional, y el preacuerdo recoge que sí lo sean a partir de 2019. Los autónomos pasarán a aportar a la Seguridad Social por estos conceptos y, gracias a ello, obtendrán protección en estas materias. La duda ahora es cuánto más deberán aportar: la cantidad en la que se elevarán los tipos.

Desde ATA defienden una subida de dos décimas, con un aumento de la protección en más contingencias, mientras que desde el Gobierno aseguran que necesitan hacer cálculos para saber si con ese incremento “es suficiente para pagar las prestaciones”.

Dado el aumento de la base del 1,25%, si los tipos llegaran a ese 31,4%, las cuotas aumentarían hasta unos 222 euros al año, para los trabajadores que solo coticen en la actualidad por incapacidad temporal. En el caso de que los tipos de cotización solo ascendieran al 30%, la cuota a pagar aumentaría 64 euros.

Mayor protección social

Los presidentes de las organizaciones ATA, Lorenzo Amor, y UPTA, Eduardo Abad, han anunciado en sus perfiles de Twitter el principio de acuerdo, en el que además de cuantificar la subida en la cuota, han afirmado que pasarán a tener mejores prestaciones sociales. “Tendremos cese de actividad, formacion y contingencias profesionales, bonificación del 100% en incapacidad temporal”, ha afirmado Abad.

Respecto a la bonificación de la cuota durante periodos de incapacidad temporal, desde ATA aseguran que la Seguridad Social asumirá la cuota a partir del segundo mes de baja por enfermedad común, una reclamación de las organizaciones de autónomos.

Fuentes del Ministerio de Trabajo celebran el principio de acuerdo alcanzado este miércoles con las dos asociaciones de autónomos. Según Trabajo, la reunión celebrada hoy fue solicitada por UPTA, que ha ejercido de mediador, y que finalmente se ha saldado con la adhesión de la asociación ATA al principio de acuerdo que ya contaba con el aval del resto de asociaciones (UATAE y CEAC).