‘Puntallana’ con algunos «pinos que tienen mucho de bonsáis» entre las mejores playas de España y Portugal

Según la sección 'El Viajero' del periódico El País

553
Playa de Puntallana

La prestigiosa sección ‘El Viajero’ del periódico El País, creemos que en esta ocasión en su reportaje «Las 450 mejores playas de España y Portugal» no ha estado bien asesorado por quién le informara sobre algunas zonas de la costa gomera.

Si bien en diversas ocasiones este trabajo de promoción turística en formato digital altamente seguido por numerosos lectores, no solo en el ámbito nacional sino también internacional  ha conseguido a la perfección la descripción de lugares como el Parque Nacional de Garajonay o enclaves característicos de la Isla de La Gomera,  sinceramente creemos que en esta ocasión, no.

El texto que se incluye en la publicación es el siguiente:

04 AMANECER GOMERO

Playa de Puntallana, San Sebastián de La Gomera
La reserva natural especial de Puntallana constituye uno de los encuentros preferidos por los amantes de la naturaleza. Dejar atrás el cementerio y seguir por la izquierda hasta las seis cerradísimas curvas en cuesta, que se negocian a pie. Nos espera en su ermita la patrona de la isla, la Virgen de Guadalupe, de cuyo embarcadero partirá el 7 de octubre la romería lustral a San Sebastián de La Gomera. Especialmente hermoso es el amanecer por este litoral salvaje de dunas fósiles entre vegetación achaparrada, algunos pinos que tienen mucho de bonsáis y endemismos: el salado y las tabaibas gomeras.

Consideramos que incluir entre las mejores playas a la de Puntallana en La Gomera señalando que «La reserva natural especial de Puntallana constituye uno de los encuentros preferidos por los amantes de la naturaleza» puntualizando,  que dejando atrás «el cementerio y seguir por la izquierda hasta las seis cerradísimas curvas en cuesta, que se negocian a pie, nos espera en su ermita la patrona de la isla, la Virgen de Guadalupe, de cuyo embarcadero partirá el 7 de octubre la romería lustral a San Sebastián de La Gomera» no es la descripción del ‘como llegar’ más oportuna.

Además la puntualización de ‘El Viajero’ que afirma que «especialmente hermoso es el amanecer por este litoral salvaje de dunas fósiles entre vegetación achaparrada, algunos pinos que tienen mucho de bonsáis y endemismos: el salado y las tabaibas gomeras«, es cierta la calificación que se le da a la salida del sol, pero el resto creemos que no se corresponde con la realidad en algunos aspectos en cuanto a vegetación..

Creemos que promocionar este lugar, que además está protegido por la misma Ley de Espacios Naturales de Canarias y cuyo acceso para personas con discapacidad es restringido,  si se pretende ir con vehículo o incluso por mar entre las mejores playas de la península ibérica no es del todo correcto y puede confundir a sus lectores. Por ello advertimos que en lugares como la playa de La Cueva en el mismo término municipal de San Sebastián también son impresionantes y con más fácil acceso.

De todas formas si queremos corregir humildemente lo siguiente: En Puntallana no existen pinos, ponemos en duda lo de ‘tabaiba gomera’; la Virgen parte de su ermita el día 8 y no el día 7 de octubre como se afirma y lo decimos por si se puede crear cierta confusión.

Playa del Inglés en Valle Gran Rey

‘El Viajero’ añade dos playas más de La Gomera. Una la del Inglés en Valle Gran Rey, ahí nada que objetar, aunque señalar que advertir como se hace, que hay que tener cuidado «porque se pierde pie enseguida. Así que mucha precaución», no nos queremos imaginar la profundidad que pueda existir en Puntallana.

Y la otra, la de ‘Chinguarime’ que se afirma que está en el municipio de Alajeró y no en el de San Sebastián, municipio al que realmente pertenece.

Playas del Medio y Chinguarime en La Gomera

Una llamada a quien corresponda, especialmente de la Consejería de Turismo del Cabildo de La Gomera que en muchas ocasiones publica la importante promoción que se realiza en los medios de comunicación nacionales e internacionales, no estaría de más a los responsables de El Viajero’, y a tiempo estamos entonces, de que los visitantes no se nos confundan. Ya que a este paso podemos encontrarnos a un turista preguntando en la puerta del Cementerio de San Sebastián donde se pueden ver los amaneceres de Puntallana y pensar que está a solo seis curvas.