Juzgado de San Sebastián

La justicia condenó la semana pasada a un joven a seis meses de cárcel y una multa de 2.220 por agredir físicamente a un docente en el instituto de San Sebastián de La Gomera. Los hechos ocurrieron hace más de cuatro años, en enero de 2013, cuando el chico acababa de cumplir la mayoría de edad.

Según una información que recoge el periódico El Día, el acusado, según explicó la defensa, le propinó un puñetazo y un codazo en el cuello al profesor, que quedó inconsciente hasta que llegó la ambulancia y fue atendido. El docente tuvo que permanecer 22 días de baja por el daño, físico y psicológico que le infligió.

El Ministerio Fiscal había pedido dos años de prisión, pero se llegó a un acto de conformidad. El acusado reconoció los hechos de los que se le acusaba y se rebajó la condena.

El joven no tenía antecedentes, por lo que, al tratarse de una condena inferior a dos años, no tiene que ir a prisión. No obstante, si durante dos años tiene cualquier altercado con alguna autoridad se podrá solicitar inmediatamente su ingreso en prisión.

El profesor acudió al Defensor del Profesor, un servicio del sindicato ANPE Canarias que ofrece asistencia psicológica y jurídica para profesionales que se han visto envueltos en una situación de este tipo, que representó a su afiliado.

El equipo de convivencia del centro se reunió tras el incidente y decidió expulsar al joven, primero de manera cautelar y luego de forma permanente. No obstante, el chico continuó acudiendo con frecuencia al centro a recoger a su novia, que estudiaba allí.

La víctima es un funcionario de carrera con 15 años de experiencia. No era profesor directo del alumno, sino que estaba “de guardia”. “El agresor no explica los motivos en ningún momento”, explica la abogada.

El Defensor del Profesor lleva en activo desde el año 2008. Durante estos años, ANPE ha solicitado reiteradamente a la Administración educativa que tome el testigo y ponga en marcha una herramienta similar para dar cobertura a los profesionales que se ven envueltos en situaciones de este tipo. La Consejería se ha comprometido a hacerlo antes de que acabe el curso escolar.

Aunque no es habitual, no es la primera vez que los servicios jurídicos de ANPE atienden altercados así. En Gran Canaria también lograron una sentencia favorable en un caso en el que una madre agredió a una profesora.

Pedro Crespo, presidente del sindicato en las Islas, lamenta la tardanza en el sistema judicial, que provoca que un suceso como este se retrase hasta cuatro años.