La canciller alemana Angela Merkel emite su voto en una mesa de votación en Berlín, Alemania. | Fuente : EFE

El bloque conservador de la canciller alemana, Angela Merkel, ganaría este domingo las elecciones con un 33,5 % de los votos -12 puntos más que los socialdemócratas-, según el sondeo a pie de urna de la cadena pública ZDF, en el que la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) es tercera fuerza, con un 13 %.

El Partido Liberal (FDP) estaría en el 10 %, de acuerdo a las cifras difundidas por esa cadena al cierre de los locales electorales, mientras que La Izquierda y los Verdes empatarían en el 9 %.

La XIX Legislatura contará así con seis formaciones en el hemiciclo, dos más que la anterior. A las elecciones, con un nivel de participación similar al de hace cuatro años, concurrieron 42 partidos políticos con 4.800 candidatos. Hay que recordar que el mínimo para acceder al hemiciclo federal es del 5%.

No habrá gran coalición 

Thomas Operan, el líder del grupo parlamentario del SPD, ha confirmado tras la difusión de los primeros sondeos  a pie de urna que  el partido se irá a la oposicion, lo que significa que la gran coalición no tendrá reedición.

Fue algo que también confirmó Martin Schulz, candidato del SPD, lo que significa que la gran coalición no volverá  a  producirse y que Merkel solo podrá gobernar en mayoría si se alía con el FPD y Los Verdes, que con 347 diputados conformaría la mayoría absoluta en el Bundestag.

En este aspecto, Angela Merkel ha declarado que hubiera deseado “un resultado mejor”, peros se mostró satisfecha con los resultados y con la posibilidad de volver a ser canciller por cuarta vez consecutiva.

Comparativa con 2013

Estos porcentajes supondrían el hundimiento del SPD, bajo el liderazgo de Martin Schulz, en el peor resultado en unas generales de su historia.

Ambos grandes partidos han sufrido un claro retroceso también respecto a las generales de 2013, en que la Unión Cristianodemócrata de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana bávara (CDU/CSU) obtuvieron un 41,5 % y el SPD un 25,7 %.

En aquellas elecciones, La Izquierda fue tercera fuerza, con un 8,6 %, mientras que los Verdes obtuvieron un 8,4 %. Además, tanto el FDP como la AfD, entonces un partido esencialmente euroescéptico, quedaron unas décimas por debajo del listón mínimo del 5 % necesario para tener representación parlamentaria.

De confirmarse estos resultados, el próximo Bundestag contará con seis grupos parlamentarios y será por tanto el más diversificado en cuanto a número de formaciones desde los años 50.