El presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, ha tildado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de “godo” que “no entiende” a las Islas “ni respeta las discrepancias”, tras el cruce dialéctico que este mantuvo este martes con los diputados nacionalistas canarios Pedro Quevedo y Ana Oramas.

“La censura presentada por Iglesias es legítima, lo que no es legítimo es insultar a los demás”, ha opinado este miércoles el expresidente canario, que cree que Iglesias intentó “legitimarse” ante sus propios seguidores, pero acabó comportándose como “un godo”.

Román Rodríguez ha acusado a Iglesias de haber incurrido en mismo los defectos que critica, para “lanzar infamias, medias verdades e insultos” hacia una fuerza política, Nueva Canarias, que hace “lo que considera mejor para su pueblo”.

“Nosotros no defendemos a los mesetarios como él aunque sí los respetamos”, ha apostillado.

A juicio de Rodríguez, el grupo Unidos Podemos “no pretende cambiar el Gobierno”, sino “colocar sus intereses y su visión en la tribuna” del Congreso sin buscar una “mayoría para el cambio”, como pudo haber hecho hace ocho meses, cuando se opuso a que el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, fuese investido presidente.

Rodríguez considera que el voto de Podemos en aquel debate de investidura “descalifica su supuesto amor por el cambio y por sacar al PP del Gobierno, ya que, en vez de aprovechar la única oportunidad real que se ha presentado en estos años de votar ‘no’ a la investidura de Rajoy”, Pablo Iglesias prefirió “unirse al PP”.

Y todo ello, ha añadido, para oponerse a un programa en el que Pedro Sánchez planteaba “200 medidas reformistas” que hubiesen ofrecido la oportunidad de “cambiar las políticas económicas y sociales y de regenerar las instituciones”.

El presidente de Nueva Canarias ha insistido en que respeta “la iniciativa” de Unidos Podemos al plantear esta moción de censura y por ello su diputado, Pedro Quevedo, se ha abstenido aunque “lo que se merecería es otra cosa”.

No obstante, ha subrayado que Nueva Canarias tiene “muy claro” su papel, “que es respetar a los demás”, aunque discrepe de su criterio, y “defender” al Archipiélago siempre que esté en su mano.

También ha recalcado que su partido ha recibido el apoyo de los ciudadanos de Canarias por el acuerdo al que ha llegado con el Gobierno a cambio de su apoyo a los presupuestos del Estado.

“Defender ese acuerdo es nuestro deber, diga lo que diga don Pablo Iglesias”, ha remarcado.